Grand City VIII

Los agentes no le esposaron inmediatamente, confiaron en que Karl se comportaría de manera civilizada, de modo que lo hicieron en el recibidor, donde había menos gente. Le subieron al furgón rápidamente y no le dieron conversación en lo que duró el camino, de forma que Karl tuvo que buscar maneras de entretenerse a sí mismo. La primera fue intentar quitarse las esposas, tarea que solo trajo consigo molestias en las muñecas.
Seguir leyendo “Grand City VIII”

Grand City VII

La cafetería estaba prácticamente vacía, puesto que aún no era hora de comer. Había un par de tipógrafos rezagados charlando en una mesa y que, seguramente, aún no se habían enterado del cambio del número. Louis se sentó en una de las mesas al lado de la puerta e, inmediatamente, sacó un pequeño cuaderno, una goma y un lápiz.
Seguir leyendo “Grand City VII”

Grand City V

Louis se despertó algo más descansado. La ropa que se había puesto esa mañana estaba completamente arrugada. Se levantó de la cama. Intentó encender la lámpara que normalmente estaba apoyada en su mesilla de noche. No estaba ahí. Estaba en el suelo. El cristal, roto en miles de esquirlas, cubría toda la superficie de su habitación. Se calzó y salió de su casa, ya recogería después.
Seguir leyendo “Grand City V”

Grand City IV

Los hombres estaban sentados alrededor de una mesita de café, hablando de asuntos de política y economía como si se tratase del tiempo, algo que no les afectaba siempre y cuando estuviesen cobijados bajo un techo amigo. Cuando todos estaban cómodos en sus respectivos sillones entró una de las muchísimas camareras que se encargaban de mantener la mansión en orden.
Seguir leyendo “Grand City IV”

Grand City III

Su nueva búsqueda no dio ningún fruto en absoluto. La cubierta del barco y los rededores del pequeño edificio sobre ella se limitaban a dos cosas, sostenerle a él y reflejar la luz del astro rey. “Esto que estoy haciendo es delito de por sí, otro más no importará”. Después de que ese pensamiento cruzase su cabeza sacó su pañuelo del bolsillo y envolvió su mano con él.
Seguir leyendo “Grand City III”