El secreto

Hubo un tiempo en que podía ver la luz. Los colores y las formas, la belleza y la fealdad, y todo un mundo de sensaciones, captados por mis ojos, quedaban grabados en mi mente. Cada mañana, mis párpados abrían el paso a los cálidos rayos del sol, librándome de la oscuridad. Cada tarde, desde el tejado de mi casa, contemplaba con orgullo cómo el gigante naranja se ocultaba tras las montañas. Cada noche, un manto azulado cubría el firmamento, dando paso a un cúmulo de pequeñas luces.

Seguir leyendo “El secreto”

Grand City VIII

Los agentes no le esposaron inmediatamente, confiaron en que Karl se comportaría de manera civilizada, de modo que lo hicieron en el recibidor, donde había menos gente. Le subieron al furgón rápidamente y no le dieron conversación en lo que duró el camino, de forma que Karl tuvo que buscar maneras de entretenerse a sí mismo. La primera fue intentar quitarse las esposas, tarea que solo trajo consigo molestias en las muñecas.
Seguir leyendo “Grand City VIII”