Dejé mi alma en las dunas de Tierra Santa

No fue el frío acero el que me arrebató la vida de una vez por todas. Son muchas las formas de morir, y la que sufrí fue sin duda la más cruel, la más violenta, y la más dolorosa.

Todo comenzó el día en que decidí, nublado por el ansia de gloria de un hombre demasiado joven para ser dueño de su destino, embarcarme a tierra santa en busca de quién sabe qué.

Podría escribir cientos de libros contando de mil formas las aventuras que viví desde mi amada Inglaterra hasta aquel desierto que llaman sacro. Pero lo que trae cuenta esta noche es cómo  dejé de ser Siger de Hertford, y me convertí en un despojo carente de alma y señorío.
Seguir leyendo “Dejé mi alma en las dunas de Tierra Santa”

Anuncios

Mentí, mentí como un patán

Como un buen día me aburría
Aclaré mi movida vida
Recalco que a nadie insultar quería
Las blasfemias las callé…
O no, dependiendo de lo que concebía.
Sólo diré que a nadie
Odio, aunque alguno otra cosa pensaría…
Raudo a mis amigos ayudaré…
Si no me entretuviere con alguna idiotez como la mía.
Bien sé que la rima estoy forzando.
Repetiré que a nadie insultar pretendía.
(Ahí la forcé más, quizás)
Vamos, que como me aburría
Osé escribir semejante tontería

Bitácora del internetófilo. Día 3

Me desperté a eso de las diez y media, once. Resultó que el mensaje no era más que uno de los doce libros que me había comprado para que me los firmase el autor, que llegaba en dos semanas. Lo dejé cuidadosamente en la mesa, preguntándome dónde podrían estar los demás libros. No le di importancia, con que firmase uno bastaba. Me desperecé y preparé el desayuno, unos huevos revueltos con bacon estarían bien. El bacon estaba un poco pasado, un día o dos, pero me dije “¿Qué es lo peor que me puede pasar?” (Después me arrepentí. Mucho)

Seguir leyendo “Bitácora del internetófilo. Día 3”

Joven desatado causa estragos en la fiesta de su colegio

Sábado, 21 de mayo de 2011. Dirdam.

A las 12 horas del día 20 de mayo, se registró un incidente de carácter grave en la localidad añelirdam, provocando la intervención de efectivos policiales y de dos cuerpos de bomberos en el colegio Olbap Nas, para frenar al acusado Essro Solrrac, que, en un ataque furioso, causaba heridos y destrozos materiales armado con una guitarra.

Las cámaras captan la subida al escenario del imputado Essro Solrrac, único registrado en la categoría que, según nos confirman fuentes cercanas a su entorno y testigos del incidente, de nombre Oílime Alap y Oiram Ocnarf,  espera recibir el primer premio en el concurso de literatura, siendo consciente de que es el único que se ha presentado a dicho concurso. Leer más

El Líder 1ª Parte

Me duele la cabeza. Demasiada información. Me levanto de la cama y me preparo un poco de té, a ver si se me calma todo un poco.

Me acerco al ordenador aferrado a mi taza. Es hora de que El Líder se desvele. Su reino debe terminar. Es tan difícil. Todo, la vida en general, la mía en particular lo es especialmente. No a nivel económico, sino al de esfuerzo mental. Nada, el té no hace nada. Tendré que destruir una obra de años de trabajo con la cabeza como un bombo. Seguir leyendo “El Líder 1ª Parte”