Han-burger Solo.

A Leah le encantaba “Han-burger Solo”. Era un restaurante que había abierto al lado de su casa hacía un par de meses. Tenía temática de fantasía y ciencia ficción y, aunque a muchos les costase creerlo, había tenido un éxito tremendo. No sólo servían hamburguesas, pero esa era, claramente, su especialidad. Tenían de todo tipo:
Seguir leyendo “Han-burger Solo.”

Anuncios

Sexta Entrada:

En el camino que separa la cueva de la nave hablamos con Marcus, que no es, precisamente, el retrato de la tranquilidad. Esto no ayuda a nadie en absoluto.

-¿Y Raoul?-pregunta Marcus, genuinamente descolocado.

-Eso quería preguntarte yo.-replica Gavin.-¿Dónde están todos los demás?

-En… En la nave, ¿no? Bueno, menos Raoul.

-No.-digo- No están. Menos de dos horas. Siete desaparecidos y un lisiado.-suspiro-¿Qué ha pasado?
Seguir leyendo “Sexta Entrada:”

Lego: La Película

The_Lego_Movie_poster

Anteayer vi “Lego: La Película” (me niego a llamarla “La LegoPelícula”). Para empezar, después de ver el filme, que es un anuncio de hora y cuarenta minutos, de los cinco que fuimos, cuatro queríamos un kit de Lego, así que la película cumplió gran parte de sus objetivos. Enhorabuena Lego. Bien jugado. Muy bien jugado.
Seguir leyendo “Lego: La Película”

Liza.

Los ascensores del colegio de Inés siempre fueron distintos a los de otros colegios. Para empezar tenían música de ascensor, algo que no se hacía desde hacía mucho tiempo. Eran aún más raros por la música que sonaba. En lugar de versiones instrumentales de “The Girl form Ipanema”, se oían versiones de “Uncle Jim” o “The Magnificent Seven”. Tampoco faltaba la “decoración” ocasional, sin embargo, en lugar de estar hechos por compañeros de clase de Inés, las pintadas las hacían los propios profesores. Decían cosas como “Demóstenes no soporta a Locke”. Ningún alumno  alumna lo entendía, pero a los profesores y, especialmente, al director les encantaba.
Seguir leyendo “Liza.”