LoVe Parte Primera

Helena era, sin duda alguna, la joven más hermosa que Louis había visto en sus veinte años de vida. Lucía una blusa blanca y unos vaqueros de un delicioso azul celeste sólo comparable al del cielo y el de sus ojos almendrados. Su melena negra reflejaba el sol, embelesando a cualquiera que posase sus ojos sobre ella. Llevaba un colgante alrededor de su cuello. Estaba compuesto por una cadenita de oro blanco de la que colgaba un gran corazón de plata. Al verla no pudo evitar pensar el día que la conoció. Hacía ya casi un año y medio de eso. Había llegado loco de alegría a la universidad. Era una de las universidades más prestigiosas del país. Llevaba soñando con ir a ella desde que tenía trece años, pero jamás se hubiera imaginado que fuese a poder ir. Sus padres no podrían haberse costeado ni siquiera la matrícula. No sabía como lo había conseguido, pero le habían ofrecido una beca por las notas. Louis no se lo pensó dos veces. Tiró toda su ropa en una maleta y se mudó a la residencia que estaba al lado de la universidad. Nada más deshacerse de su maleta se dirigió a la universidad y allí estaba. Rodeada de gente, riéndose. Cuando la vio no lo pudo creer, echaba de espaldas.

Seguir leyendo “LoVe Parte Primera”

Suzanne Parte I

La música inundó la habitación. Salió por las ventanas, llenando la calle del maravilloso sonido de un piano. El responsable estaba sentado frente a las teclas, aporreándolas, llorando de felicidad. Su musa le había sonreído. Terminó de tomar notas y se levantó. Recorrió toda su casa, buscando a su amiga.

No la encontró en ningún lugar. Desesperado salió del edificio. No había nadie, las calles estaban vacías, ocupadas por un gélido viento que destrozaba los huesos (por no hablar de lo que hacía a los que salían sin su abrigo) Devastado volvió a su pequeño apartamento donde compuso hasta el final de sus días. Nadie leyó ninguna de sus partituras hasta varios siglos después, desvelando así a uno de los grandes románticos de la historia.
Seguir leyendo “Suzanne Parte I”