El credo

Los hombres eran altos, atléticos y, ante todo, tenían una apariencia agresiva. El mayor de ellos rondaría los sesenta, como poco los cincuenta y cinco. El joven era un novato, recién salido de la academia, pelo cortado a cepillo, como se estipulaba en el código de vestimenta, artículo siete, párrafo dos.
Seguir leyendo “El credo”

Anuncios

Todo va bien mientras haya coca y quaaludes

Como soy un blogger sofisticado y con contactos (mi tía), el miércoles pasado fui a ver El Lobo de Wall Street, la nueva película de Martin Scorsese y de Leonardo DiCaprio. Se supone que había más gente que participaba en la película, pero… bueno, eran bastante secundarios.
Seguir leyendo “Todo va bien mientras haya coca y quaaludes”