Bitácora del Internetófilo. Día 21, Parte I:

No sé a qué hora hemos llegado, pero era de noche. Es algo muy molesto, porque no sé si hemos llegado muy tarde o muy temprano y, a todo al que preguntábamos, nos vomitaba encima, lo que tampoco servía para aclarar nada (salvo la clase de bebidas alcohólicas que se consumen aquí). Debido a la fecha a la que estamos es implanteable dormir en la calle si no queremos perder los dedos y morir de hipotermia.
Seguir leyendo “Bitácora del Internetófilo. Día 21, Parte I:”

Bitácora del internetófilo. Día 20

El tren va a tardar, al parecer, más de un día en llegar (eso me ha dicho el revisor) y tampoco es que Laura o yo estemos en condiciones para investigar nada más emocionante que el vagón restaurante, de manera que hoy vamos a dormir hasta que lleguemos a Moscú. También me estoy quedando sin papel, así que no se podrá hacer gran cosa hasta que me compre otro salvo dibujar.
Seguir leyendo “Bitácora del internetófilo. Día 20”