El caso de los libros, parte 5

Estuve increíblemente contento de abandonar el edificio de la señorita Holtzmann, pero no tanto como mis espinillas. La próxima vez que fuese a verla, llevaría una linterna.
Seguir leyendo “El caso de los libros, parte 5”

Anuncios

El caso de los libros, parte 4

La dirección de la chica estaba cerca de mi apartamento, de manera que la posibilidad de dar un paseo existía. Sin embargo, preferí coger el bus y leer el periódico del día. Después de lo de la baronesa de Doggerland, me interesaba saber qué decían de mí los periódicos. Así podía prepararme para posibles ataques o futuros problemas. Aunque, al final, todo da igual.
Seguir leyendo “El caso de los libros, parte 4”