El miembro fantasma, 42 (El pacto)

Ale. El último episodio de la vida de Matt.

Cuando la espiral de monotonía, una mañana, amenazaba con aplastar al exbajista, encontró un sobre en su buzón. No era un buzón del banco. No era una postal de sus padres de su último viaje del imserso.

Era un sobre manila, grueso como un ladrillo. El chico se lo guardó en el bolsillo de la americana y salió para el trabajo.

No fue hasta la mañana siguiente que recordó el sobre. Por alguna razón (seguramente cansancio) al salir del trabajo, el chico había olvidado tener nada en los bolsillos.

Observó el sobre. No pesaba demasiado, pero sí bastante más de lo que parecía.

De mala manera y como bien pudo, el chico lo abrió.

Dentro había una nota.

Y dinero. Mucho dinero. Más de quince mil ukus.

La nota, escrita a máquina, rezaba:

Aunque te quiten tus talentos, nadie te puede robar el trabajo duro.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s