El miembro fantasma, 8 (El accidente)

Una vez la película terminó, Kirby sacó a Matt de su estupor haciendo chocar un par de botellas de cerveza vacías. Matt no se había dormido con la película solo porque quería recitarla al tiempo que la veía. Cualquier otro film habría sentenciado a Matt a dos horas en su mundo onírico.

–Sigue siendo igual de buena que siempre, ¿eh? –dijo Kirby.

Matt asintió.

–¿Vamos a cenar por ahí? –continuó Samia, recogiendo los botellines que rodeaban a Matt.

Matt se encogió de hombros, pero su respuesta no habría tenido ninguna clase de peso en esta situación. Kirby y Samia iban a llevarse a Matt a cenar pasase lo que pasase. Le atarían y arrastrarían si necesario.

–¿A dónde vamos? –sonrió la chica.

Matt se encogió de hombros otra vez al tiempo que se incorporaba. Kirby y Samia intercambiaron miradas y trazaron un plan. Llevarían a Matt a su restaurante favorito y, una vez terminasen la cena, le llevarían a un concierto. Eso le animaría.

Aunque querían hacer lo correcto, la pareja no pensó a fondo en el plan.

–Venga, vamos –dijo Kirby, tendiéndole el abrigo a su amigo.

Matt cogió el abrigo y se lo puso, sorprendentemente, antes de que nadie le pudiese ofrecer ayuda.

Los amigos salieron a la calle y fueron bienvenidos por una fría brisa y una noche oscura y nublada.

Las calles de Nuevo Edén estaban iluminadas por las bombillas de neón que adornaban las tiendas y restaurantes veinticuatro horas que plagaban la avenida de Matt. Directamente enfrente del portal de Matt había una tienda a la que siempre quería haber entrado, pero nunca había tenido una excusa. Era una franquicia de “Runas para Todo”.

El chico echó un vistazo al escaparate y vio un cartelito morado con letras verdes. En cualquier otra tienda, habría llamado la atención. En una tienda de magia, los colores raros y llamativos estaban a la orden del día. El cartelito en cuestión parecía viejo, pero Matt no lo había visto antes. Al menos no lo recordaba.

–Bueno, vamos a ir al restaurante ese oriental que tanto te gusta –dijo Kirby, sacando a Matt de su mundo otra vez.

El chico sacudió la cabeza y miró a sus amigos. Iban cogidos de la mano, sonriendo, como si todo estuviese bien. Matt torció el gesto al verles así, pero lo ocultó lo mejor que pudo.

–¿Qué tal hoy en el trabajo? –preguntó Matt a sus amigos.

–Muy bien. Hoy he terminado todo lo que tenía que hacer antes de comer, así que me he pasado la tarde leyendo – sonrió Samia sin dejar de mirar a su novio.

–¿Y tú? –continuó Matt, encarando al guitarrista.

–Bueno, he tenido que reorganizar una lista de precios y cosas así todo el día. No ha pasado nada particularmente emocionante –resopló Kirby–. He procrastinado un poco a la hora de comer y he escuchado nuestro último álbum. Mañana terminaré de editarlo.

Obviamente (y Matt sabía esto) Kirby se refería al álbum como último porque era el más reciente. Sin embargo, una parte de Matt no pudo evitar entenderlo como el último en el triste sentido que, obviamente, había tomado.

Kirby echó un vistazo a su amigo y se dio cuenta del error.

–¡Joder, tío! ¡Lo siento mucho! No quería decir eso.

–No pasa nada. No lo decías a mala fe.

Kirby abrazó a su amigo con su brazo libre y le zarandeó un poco. Matt aceptó el cariño de su amigo.

–Vamos, que tengo hambre –dijo Matt, intentando cambiar el tema.

Los amigos del antiguo bajista aceptaron el cambio de tema de conversación sin quejas. Sin embargo, el tema no era uno que se prestase a apasionantes conversaciones, de manera que parte del trayecto fue sufrido en silencio. A veces, alguno de los miembros de Soul Chicken explicaba lo que iba a comer con pelos y señales.

Cuando Matt estaba a punto de ignorar todo lo que le rodeaba, alguien le estrechó la mano izquierda. Eso le sacó de su estupor con la misma violencia que una patada a la entrepierna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s