Tracer Bullitt, 09 (La Pitillera)

Llegué al Rick’s. Donde había abatido a Bull, estaba la sombra del hilo. No debía tocarlo. Eso avisaría al que estaba detrás. Y eso tenía toda la pinta de ser malo. O al menos estúpido.

Seguí el cable. Parecía dar muchas vueltas por la ciudad.

Corría de barrio a barrio. Pasaba de vecindario a vecindario. Entraba por una casa y salía por otra. Después, empezó a ascender a los cielos.

Finalmente, al cabo de una hora siguiendo al cable de las narices por encima de las nubes, el cable se lanzó en picado a la tierra. Había llegado a mi objetivo.

Estaba vacío. Y por la mañana estaría lleno de gente distinta a la que había ido hoy. Eché un vistazo a mi alrededor. Conocía este sitio. No era la clase de sitio que yo frecuentaba, pero lo conocía. Era un magídromo.

Tenían de todo. Cosas útiles, como tapetes y tizas y cosas decorativas como velas y calaveras. Las velas y las calaveras ya casi no se usaban. Solo la gente muy vieja. Y ese demográfico, normalmente, podía permitirse su propio material, no la porquería que alquilaban en los magídromos normales.

Este en concreto, estando en Orígenes, debía de tener muy buen material. Pero, ante todo, era el hechicero el que me daba miedo.

Empecé a dar vueltas al magídromo, buscando el epicentro del hechizo.

De pronto, vi que nunca encontraría el epicentro ahí. Simplemente porque el rastro no se acababa en el magídromo, sino en el sótano del edificio.

Bajé.

Al entrar, me di cuenta de que había dos hilos más. Los pasé por alto. De momento, no eran relevantes.

Exploré el sótano a fondo. Tenía una ventana solitaria y grandecita. Las paredes estaban vacías, con la roca al aire. El suelo no tenía alfombras.

No parecía, tampoco, que alguien fuese a querer dejar un tapete encima del suelo. Más bien parecía que se estaba usando para encantar directamente desde la piedra del suelo. Era más difícil, pero órdenes de magnitud más fiable que un tapete.

Había restos de tiza en el suelo, pero desde donde estaba no podía saber si eran recientes o no. Para eso tendría que estar ahí físicamente, trabajando de verdad. Preparé el terreno para cuando llegase después.

Me costó recordar cómo encantar un objeto real desde el plano mágico, pero no demasiado. Murmuré un mantra al tiempo que inscribía runas en el aire cerca de la ventana y vi cómo brillaba violentamente cuando terminé.

Eso era lo bonito de mis neblinas: podía ver la magia, pero podía ser peligroso hacer magia así. Bueno más de lo que ya lo.

A mí siempre me había gustado. De joven había corrido riesgos mayores que encantar una simple ventana. Algunos riesgos habían desembocado en hospitales psiquiátricos. Por voluntad propia, eso sí.

Pensé qué más hacer en el sótano.

Busqué alarmas.

No encontré nada. Quienquiera que hubiese encantado a Bull no pensaba que nadie le pudiese localizar. No contaba con que se usasen sustancias de dudosa legalidad para localizarle. Sonreí. Me había hecho el trabajo sencillo.

Aún tenía tiempo dentro en la neblina, pero no sabía qué más hacer. Ascendí a los cielos y volví a casa.

Papá no estaba cuando volví. La botella vacía estaba en la papelera.

Mi pista estaba fresca. Me puse una gorra de béisbol, metí el Auto dentro de mis pantalones y bajé a la calle. Mis kakis y mi camisa hawaiana no protegían demasiado bien del frío, pero prefería llegar rápido, no fuese que mi encantamiento se disipase antes de que llegase al magídromo de Orígenes. Si lo había hecho bien, podía ir andando.

Miré la hora.

No solo podía ir andando, iba a tener que ir andando. El Auto se me clavaba en la entrepierna, pero, como todo, lo ignoré.

Anuncios

Un comentario en “Tracer Bullitt, 09 (La Pitillera)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s