Silverpilen V

Hannah observó al nuevo Hans. Tenía que ser nuevo. Un doble. Un doppelgänger del hombre que había dejado atrás en la silla. No podía ser el Hans que ella había conocido.

-Är du okej?- dijo, mirando a la chica a los ojos.

-No, no, no. No hablo tu idioma.-replicó Hannah.-Soy americana.

-Ah, vale. ¿Está bien?-siguió el hombre en un inglés peor que el otro Hans.

-No, tengo que ver a algún policía. Habría llamado yo misma, pero he perdido mi teléfono.-mintió Hannah. En realidad, su móvil estaba en la mesa de la sala de espera de la Universidad de Ciencias Extrañas.

-Pase. Le llevaré a alguna comisaría. Le preguntaba si tiene alguna preferencia, pero no creo que sepa a cuál le conviene ir.

-Sí, de hecho lo sé.-dijo Hannah recuperando su aliento y sentándose al lado de no-Hans.-Quiero ir a una que esté cerca de Kymlinge.

-¡Vaya! Es usted una turista muy bien informada.

-Gracias.-respondió la chica, abrochándose el cinturón.

No-Hans pisó el acelerador furiosamente, catapultando el vehículo con la misma velocidad que el V-8 de Mad Max por las llanuras australianas.

-¿Por qué busca a la policía?

Hannah suspiró y empezó a pensar.

-No hace falta que me lo cuente.-sonrió el hombre.-La soltaré en una estación de metro con línea a Kymlinge.

-Gracias, pero no tengo dinero encima. Si me puede dejar al lado de una comisaría por la zona, me valdría.

“Al menos no tengo dinero que valga aquí, eso seguro.” Pensó Hannah.

-Le daré cambio para que pueda cogerlo, no se preocupe.-dijo.

-Gracias.-repitió Hannah.

-No hay de qué. Hay que ayudar siempre que se puede. ¿Qué le trajo aquí?

-La casualidad, supongo.-explicó Hannah, resoplando.

-No me diga, no me diga.-replicó Hans, extendiendo la mano, haciendo señas a la chica para que le dejase probar suerte.-            Quería viajar barato, de manera que esperó a que se vaciase un asiento y lo compró a un precio bajo, ¿verdad?

-No.

-Vaya. Pues da el tipo. No sé, joven, no parece tener mucho dinero…-se explicó el hombre, aclarándose la garganta.-Ya sabe lo que quiero decir.

Hannah se miró. No-Hans tenía razón, la verdad.

-Bueno, ¿le está gustando la ciudad?-empezó No-Hans tras un silencio algo incómodo.

-Pues no he pasado mucho tiempo aquí, así que no… no sé qué decir, la verdad.

-¿Y las afueras? Perdón, tendría que haber empezado por ahí. Es de donde venía, ¿no?

-Pues no me han apasionado, la verdad.-dijo Hannah, de manera completamente honesta.

-Vaya, es una pena. A mí me encanta pasear siempre que puedo por el campo. Sobre todo de día, pero más que nada porque de noche refresca. Si no lo hiciese, preferiría la noche. Es más bonito y fantástico.

-No me diga.

-Sí. La pena es que no hay muchas leyendas urbanas acerca de esta zona, ¿sabe lo que quiero decir? No hay historias de asesinos misteriosos ni de bestias que llevan a uno a reinos mágicos.

-A lo mejor son muy discretos.-dijo Hannah, completamente en serio.

Cuando No-Hans se rió, Hannah intentó imitarle. Sonó algo forzada, pero su chófer no pareció darse cuenta, parecía muy divertido por el chiste de su nueva amiga.

Poco a poco, la ciudad empezó a crecer. No-Hans empezó a mirar por las ventanillas.

-Vamos a ver.-dijo.-Tiene que estar por aquí… Ahí estamos.

El hombre empezó a rebuscar entre sus bolsillos y sacó un par de monedas. Tendió ambos su mano y las monedas hacia la chica.

-Muchas gracias.-respondió Hannah, empezando a bajarse del coche y cogiendo el cambio.

-No hay problema. Espero que la policía le ayude a solucionar todo.

Hannah bajó las escaleras y buscó el andén que la llevaría a Kymlinge. Se sentó y esperó.

A los pocos minutos el andén entero empezó a temblar. Miró a los lados y, por su lado, entró un tren, rugiendo como un huracán.

Era verde y estaba vacío.

Hannah sabía que no podía ser un tren normal. Por eso precisamente, se montó.

Anuncios

Un comentario en “Silverpilen V

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s