La Cita

Este es, de nuevo, un relato del ya mencionado concurso. Las normas eran menos complejas que el anterior que publiqué, bastaba con continuar la primera frase:

La cita estaba siendo perfecta: Ambiente romántico y conversación interesante, pero en ese momento escuché la frase que lo estropeó todo.

-Soy una zombie.

-Creo-dije-que se tiene que decir “Soy un zombie”, independientemente de tu sexo.

La chica, que se hacía llamar Chloe, me miró con la boca abierta.

-¿En serio? ¿Te confieso algo así y me corriges?

-Hombre, me han dado noticias peores.

-¿Ah, sí? ¿Cuáles?

-Veamos “Idiota, me dejaste embarazada”

-Esa fue la peor noticia que te han dado-parecía muy indignada-¿peor que ésta?

-No, la peor me la escribieron.

Me miró, sorprendida y enfadada.

-Sí, en un post-it. Decía “En realidad no soy astronauta. Soy traficante de órganos. Lo siento. P.D.: Tengo tus riñones e hígado” Seré honesto, lo sospeché al despertarme en una bañera llena de hielo.

Anuncios

Un comentario en “La Cita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s