Bitácora del Internetófilo. Día 28 y Epílogo.

Día 28:

Al despertarme me he dado cuenta de que ayer no cené, de manera que lo primero que he hecho ha sido coger mis pocas pertenencias y salir a desayunar algo. Shadow me estaba esperando a la salida. En su coche. Me he montado.

-Rashionalism. Sube. Voy a explicarte porque no hay Internet mientras te llevo al aeropuerto.

La charla que ha proseguido, de la cual no recuerdo más que lo esencial, me ha dado a entender lo siguiente:

Una rama del Servicio de Inteligencia Rusa decidió que Internet era una herramienta muy peligrosa que podía utilizarse en su contra, de manera que habían decidido deshacerse de él. Me han estado siguiendo a mí y a otros cuantos adictos a Internet para evitar que pudiésemos recuperarlo.

Recuerdo, sin embargo, sus últimas palabras:

-…por eso, porque has desconectado a Perimeter, ahora es imposible demostrar que el virus venía de aquí. También, siendo uno de los poquísimos ordenadores ternarios del mundo, era uno de los pocos que podría permitir recuperar Internet, creando un programa que atacase al virus original. Básicamente, has acabado con Internet.

-Pero Perimeter se podría reconectar, ¿no?

-Sí. Pero no lo vamos a hacer. Mis superiores sostienen que estamos mejor sin él. Por cierto, te quieren fuera del país en dos horas. Se olvidarán de que jamás estuviste en Metro-2 y que viste Perimeter, ya que nos ahorraste un trabajo, pero te quieren fuera.

-Pero, ¿y si se lo cuento a todo el mundo?

-También dejan que te marches porque nadie te va a creer. Lo siento, chaval.

Me ha llevado al aeropuerto y se ha despedido de mí.

-Ha sido un placer conocerte.

-Lo mismo digo.

Antes de que se fuese le he hecho señas.

-Oye, ¿qué pasó con los compañeros de Frank a los que mató tu colega? El muerto.

-Que murieron.

-Pero ¿por qué les mató?

-Sospecho que debido a un brote psicótico.

-Tus superiores podrían hacer un mejor trabajo al contrataros, ¿no? Uno con marcapasos, otro con marcapasos y, además, tendencias a brotes psicóticos…

-En su defensa te diré que era un veterano de la Guerra Fría.

-¿Lo pasó mal en el cubículo?

-No, lo pasó mal en Afganistán.

-Lo siento, no lo sabía.

He embarcado en el avión a las doce (hora local), así que llegaré a las dos de Madrid a Barajas. De nuevo, he dormido durante el trayecto.

Al llegar a Madrid he intentado volver a tener acceso a Internet con el móvil. No ha habido suerte. Me han retirado los privilegios. Esta vez Internet se ha acabado para mucho tiempo.

Al llegar a casa me han vuelto a echar la bronca. No había manera de evitarlo. El resto del día ha sido bastante normalillo. Ahora, a las doce, me voy a la cama. Se acabaron mis aventuras, pero al menos he hecho amigos, supongo.

Epílogo:

Acabo de leer el siguiente titular en El País y El Mundo:

Kaspersky Lab, una de las compañías líderes en antivirus del mundo, promete devolver Internet en los siguientes tres meses. Su sede central en Moscú ha asegurado que ya están proporcionando programas que conseguirían restablecer contacto con los servidores. Más información en páginas interiores.

Lo único que puedo decir es que esos rusos son más listos de lo que esperaba.

Anuncios

Un comentario en “Bitácora del Internetófilo. Día 28 y Epílogo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s