Bitácora del Internetófilo. Días 25 y 26

Día 25:

Parece ser que ayer, al final, terminamos durmiendo en la calle y, según Laura, fue porque me quedé inconsciente babeando sobre mi cuaderno en un banco de la calle. Al cabo de unos minutos de bronca hemos empezado a coger nuestro equipaje de mano y dirigirnos al aeropuerto.

El primer avión nos ha dejado en Londres, donde nos hemos pasado una hora esperando a que nos dejasen embarcar en el segundo avión.

-¿Qué vas a hacer al volver a casa?-ha preguntado Laura mientras tomábamos asiento.

-Posiblemente-he replicado-devolverle a mis padres el dinero que les quité para esta aventura e, inmediatamente después, actualizar mi currículum.

-¿Por qué lo vas a actualizar?¿Tan importante te parece esto?

-Hombre, soy un hombre del clero, creo que eso hay que mencionarlo.

-Rashionalism, eres parte de una secta que se lleva escondiendo dos años en las alcantarillas. NO eres parte del clero.

-Bueno, si tú lo dices… Y tú, ¿qué vas a hacer ahora?

-No sé. Posiblemente aprender a vivir sin Internet. Creo que, antes que actualizar tu currículum, debieras centrarte más en eso.

-Quizás tienes razón. También es posible que no.

-Hazme caso, anda. Te vendría bien. Ahora, si no te importa voy a leer un rato, ¿vale?

Las dos horas siguientes del vuelo han transcurrido en silencio. Hemos aterrizado en Barajas a eso de las diez de la noche. He acompañado a Laura a coger un taxi (al parecer vive bastante cerca del aeropuerto), después he cogido el metro y he llegado a casa a las doce de la noche, de manera que mis padres ya estaban acostados y, como mañana tengo clase en la academia, me he ido a la cama.

Día 26:

He conseguido ponerme de camino para la academia antes de que mis padres se despertasen, atrasando un par de horas la bronca. (Es inevitable, lo saben hasta los negros) La clase ha sido bastante amena, al menos para mí. No sé cómo habrá sido para los que han prestado atención. En el metro de vuelta he empezado a leer un viejo artículo acerca de la Máquina del Apocalipsis.

La hora de la comida y las tres siguientes han consistido en una bronca de mis padres, de manera que no he hecho más que hacer como que escuchaba mientras me explicaban que lo que hice estuvo mal.

Para cuando han terminado eran las diez de la noche, de manera que he leído un poco antes de irme a dormir. He terminado el reportaje acerca de Perimeter. Mañana vuelvo a Moscú, no a clase.

Anuncios

2 comentarios en “Bitácora del Internetófilo. Días 25 y 26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s