La explosión

-Damas-tronó la voz, rompiendo el silencio de la sala como una pelota el cristal de la ventana-y caballeros, están ustedes en esta habitación por una razón bien sencilla: ayer noche nuestras antenas de radio recibieron esto-la joven pulsó un botón en su mesa. Al hacerlo un chirrido inundó la sala-No sabemos que puede ser, pero, basándonos en datos contrastados esta mañana, podemos estimar que este “ruido” fue emitido desde un lugar a unos dos o tres años luz de nuestra ubicación actual. Como sabrán esto es más cerca que Alfa Centauro, lo que nos hace creer no sólo que haya más formas de vida en el universo, sino que también dominan los secretos del viaje interespacial.

Una voz del público interrumpió a la chica.

-Sabemos-replicó ella-que no puede ser alguna de nuestras sondas por dos razones sencillas: Ninguna se ha alejado tanto de la Tierra, a no ser que haya algún agujero de gusano por las proximidades, y porque, aparentemente, este mensaje ha llegado en lo que parece ser sistema ternario, que fue dejado de lado hará casi cuarenta años.

Otra persona volvió a cortarla

-Sí,- retomó-es francamente fascinante. Sin embargo, debemos prepararnos para un posible encuentro con los emisores de mensaje. Puede que lleguen aquí en, no sé, quizás cincuenta años, quizás cuatro. Depende de cómo dominen el viaje interestelar. En cualquier caso, aún siendo fascinante también es preocupante. Quizás nos estén avisando de que han decidido invadirnos y nos están pidiendo que nos rindamos para que haya un mínimo de bajas, o que vienen en son de paz.

-Pero-gritó un hombre sentado al fondo de la sala-¿es posible que sea, no sé, casualidad?

-No. No es posible. No ha sido sólo un número. La transmisión duró casi media hora. También es posible que sea una sonda alienígena que manda información de vuelta a su planeta en todas direcciones, formando una esfera, y simplemente hemos recogido un pequeño “ángulo” de ella, por así decirlo. Obviamente estamos sorprendidos por ésto, pero también se han comenzado los preparativos para ir a recibir a la sonda o nave a medio camino. Se está diseñando una nave capaz de avanzar a velocidades superluz, y se podrá tener preparada en un par de meses, puesto que toda la teoría fue solucionada, por fortuna, hace un par de meses.

-Pero, ¿eso no viola las leyes de la física?

-Hay formas-respondió la mujer-de saltarse todas las leyes, siempre hay alguna laguna en la que uno se puede resguardar.

-¿Está diciendo que hay maneras para alcanzar velocidades superiores a la de la luz?

-Sí, moviendo el espacio alrededor del vehículo, como lo hacían en Star Trek con la Enterprise. Pero de momento no podemos decir más de este incidente, lo siento mucho. Les facilitaremos maneras de seguir los avances en este campo. Por favor, salgan de la sala ordenadamente-terminó la chica.

La habitación se fue vaciando gradualmente. La mujer se quedó durante media hora más, pensando. Antes de salir apuntó un par de palabrejas en un trozo de papel y se marchó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s