Diario del Cosmonauta. Segundo documento

Sé que prometí escribir un documento tras el primer salto, sin embargo, estoy escribiendo éste mi último día de guardia. No he escrito nada por la sencilla razón de que no ha pasado nada. Nada en absoluto. Miento, el wáter se atasca cada vez que se tira de la cadena.

He descubierto, sin embargo, al leer los informes de mis camaradas, que, al igual que yo, todos (Salvo una de mis compañeras) íbamos a cumplir una condena por robar un banco (o algo parecido) y que se nos ofreció la oportunidad de no cumplir la pena si accedíamos a llevar a cabo esta misión (Se nos prometió pasar a la historia como héroes y no como ladrones). La compañera que me va a sustituir en esta guardia es la única astronauta real, es decir, la única que se ofreció a embarcarse en esta misión por voluntad propia. En cuanto la despierte le voy a sonsacar el verdadero objetivo de esta misión. Voy a enterarme de por qué llevamos armas automáticas en la bodega (Me resulta sorprendente que nos dijesen antes de la misión que llevábamos armas, pero no el porqué de la misión)Por qué no se nos dijo nada. Lo voy a saber todo antes de meterme en la nevera.

Miro el reloj de la sala común. En cinco minutos mi compañera despertará. Aprovecho el tiempo que me queda a solas para asearme y organizar los informes técnicos (Número de bombillas fundidas, raciones consumidas, disparos realizados (No es una exageración, hay una casilla para eso), veces que se ha tirado de la cadena, cortes de pelo…) El chivato empieza a chillar. No es el aviso de que mi compañera ha despertado. Es el aviso de un fallo en el motor de salto. Voy a la cabina.

El chivato es insoportable en la sala de mandos. Me acerco al monitor del motor en cuestión. Pone “Error 42. Para más información diríjase al manual.” Su madre. En el momento más oportuno se ha ido todo al garete. Cojo el manual del motor de salto (Una monstruosidad de quince kilos, sin ir más lejos) y lo abro. Índice de errores. Mis ojos corren por la superficie de las páginas, buscando el error nº 42.

El chivato duplica su volumen y se hace más insoportable que antes. Voy corriendo a la página dedicada al error 42. Dice que el protocolo a seguir es pulsar una serie de botones y que el resto de los pasos aparecerán en el monitor principal.

Pulso los botones que me indica el manual. Miro al monitor principal. En letras azules enormes pone “Procesando información”. Aprovecho este momento para sacar a mi sucesora y hacer que empiece a pasar por la sala de descongelado. Vuelvo corriendo a la cabina. Las letras han cambiado. Ahora rezan “Se ha roto el condensador de fluzo. Por favor siga las flechas hasta el monitor indicado.”

Las flechas se hacen ver. Son flechas de medio metro de largo coloreadas en amarillo chillón. Las sigo lo más rápido que puedo. Cuando finalmente llego al monitor donde se explican el resto de los pasos a seguir me dan ganas de volver a la Tierra y matar a todos los ingenieros encargados del motor de salto. En la pantallita a la que acabo de llegar aparece una foto de un DeLorean. Debajo de ella pone “Localice a Doc Brown…”

Ni siquiera lo he terminado de leer. Ahora mismo voy a ir a ver a mi compañera. Si no se despertase en media hora estoy obligado a dar la vuelta a la nave. Voy a la sala de descongelación o como demonios se llame. Mi compañera está esperándome fuera, sentada.

-Hola, señor…

-No me trate de usted, por favor. Soy Louis. Si no me equivoco usted es Irene, ¿cierto?

-Vaya, te has leído todos los informes, o, por lo menos el mío.

-Sí, todos, si quiere hay un resumen de cada uno de ellos al lado de los informes.

-¿Puedo hacerte una pregunta?

-Puedes, eso no significa que la vaya a contestar, pero puedes.

-Vale-intenta ahogar una risita-Si eres el comandante, que no sé por qué, ¿por qué te empeñas en que te tutee y me tratas de usted?

-Porque quiero y, especialmente, puedo. A partir de ahora usted va a responder a mis preguntas.

-De acuerdo, pero con una condición, que me tutees tú también.

-Concedido.-tomo aire-Veamos, ¿cuál es el verdadero objetivo de esta misión? Antes de que digas que es confidencial o cualquier estupidez te recordaré que acabas de salir de un trance de varias semanas, mientras que yo no.

-Vale, no hace falta que seas tan agresivo, aunque fuese confidencial te lo habría dicho, me da igual la misión. Yo quería probar esta nave.

-Espera,-interrumpo-¿me estás dando a entender que te has metido en una misión en la que con los trayectos de ida y vuelta vas a envejecer, por lo menos, un total de seis años para probar esta nave? ¿Esta estúpida nave?

-Sí. Ahora responderé a la pregunta original, pero sólo si me dejas. ¿Puedo?-su pregunta es respondida en silencio-Verás, hace ya dos años o así, se descubrió que, en un planeta que está en el centro de la galaxia, a unos 30000 años luz de la Tierra, había unas formas de vida relativamente avanzadas. Mucho, de hecho. Nosotros vamos a colonizar ese nuevo planeta.

-Vale-respondo, no del todo seguro de lo que debo pensar-¿Por qué nos están mandando a nosotros?

-Ofrecieron la misión a los mejores astronautas, pero se negaron, dijeron que esta nave era demasiado moderna y que podría ser peligrosa, no sé. No presté atención a la explicación.

Me gusta esta chica, es brutalmente honesta.

-Vale, ¿por qué se ha planteado a prisioneros esta misión?

-Eso sí que no lo sé. Creo que fue decisión del Líder.

-Vale, eso es todo.

Me doy la vuelta y voy al armario donde están los crioprotectores. Cojo un frasquito con mi nombre (No son intercambiables, cada uno de ellos lleva la cantidad exacta para la persona a la que está dirigido)

Cojo mi jeringa y le coloco una aguja. Me la clavo en el brazo, siguiendo el protocolo que me aprendí hará un mes. Duele. Me inyecto el suero y me meto en mi nevera (Que hace unos minutos estaba ocupada por mi compañera) Me tumbo y, antes de cerrar la puerta, mi compañera me conecta todos los sistemas. La puerta se cierra delante de mí. Empieza a hacer frío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s