Grand City

Los primeros trenes de la mañana salían de la estación envueltos en vapor y cenizas. Las fábricas escupían humo al tiempo que encapotaban el cielo. Los primeros hombres de negocios salían elegantemente vestidos de sus casas, mientras que los obreros se dirigían a sus puestos de trabajo, cabizbajos y desanimados. Se oían los primeros gritos y las primeras peleas. Grand City había despertado.

Louis abrió los ojos. Debían de ser las ocho de la mañana. Se tapó la cabeza con la manta. No quería ir a trabajar, no quería escribir tonterías otro día más.

A los cinco minutos se desperezó, se levantó y se dirigió a la ducha. A medida que avanzaba por su apartamento blasfemaba mientras perdía, uno a uno, todos los dedos de sus pies contra las patas de los, pocos ,muebles que había en su apartamento. Al llegar a la ducha se oyó un chillido que podría haber pulverizado unas gafas de cristal. El agua no salía a más de cuatro grados desde hacía ya un mes. Llevaba quejándose desde el primer día y nadie arreglaba la caldera. Salió rodeado por su toalla y corrió a su armario a vestirse. Se echó una camisa blanca por encima y buscó unos pantalones decentes que ponerse. Comió un trozo de pan a modo de desayuno y se puso la chaqueta que había heredado de su padre. Se la abotonó notando el frío de los botones de plata. Les echó un vistazo. Sobre ellos estaba grabado el escudo de su familia, ya casi desgastado por el uso que daba a la chaqueta. Mientras terminaba de beber su café echó un vistazo por la ventana.

Hacía un día maravilloso. El astro rey lucía en el cielo, incitando a pasear. Louis se puso los guantes, aferró su bastón y salió por la ventana. La escalera de incendios no era muy segura, pero sería una gran historia que contar a sus nietos, pasase lo que pasase. Al tocar el suelo se caló el sombrero y se dirigió al embarcadero. Tenía algo más interesante que ir a la redacción. Tenía que ver barcos. Y trenes. Y edificios en construcción. Tenía un día entero para él y nadie, absolutamente nadie, se lo iba a quitar.

Nada más bajar las escaleras se dirigió a la calle principal. Hervía de actividad, gente corriendo de un lado a otro, chicos vendiendo periódicos, carros atravesando la calzada… Se montó en el primer taxi que pasó frente a él.

-¿A dónde quiere ir?
-Al puerto-respondió sin dudar, había oído rumores acerca de un enorme barco que llevaba construyéndose en secreto los últimos meses. Iba a comprobarlo, alquilaría una lancha o una barca o lo que fuese para ir a verlo.El trayecto se le hizo corto, a pesar de durar casi media hora. Durmió veinte minutos de esta media hora y los otros diez los pasó leyendo un periódico que alguien se había dejado en el asiento. Pagó la exorbitada cantidad que le pedía el cochero y se apeó del carro.
La humedad se coló por todos los agujeros de la ropa, haciendo que se le pegase de inmediato a la piel. Los barcos que estaban atracados eran impresionantes. Se elevaban tres alturas por encima del nivel del agua. Las palas estaban fabricadas con las mejores maderas, las chimeneas escupían humo. Los estibadores vaciaban y llenaban los barcos lo más rápido que podían. Los afortunados salían de sus carromatos y subían un barco, preparados para dar la vuelta al mundo.
Louis se cansó rápidamente de ver como los ricachones se iban de vacaciones y el se quedaba en tierra. Solucionó subiendo a un barco bastante moderno. Montarse en el barco no fue fácil. Subió al barco dejando  atrás un par de billetes. Por lo menos había hecho a un guardia de segunda categoría bastante feliz.

Anuncios

3 comentarios en “Grand City

  1. Aquí van las cosas que veo que tienes que mejorar:

    El sol bañaba… igual tendrías que mejorar ese comienzo de la novela. Quedaría mucho mejor. “[…]Y escupiendo humo. Las fábricas escupían humo”: Te recomiendo no ser reiterativo. Estaría mucho mejor el hecho de que corrigieses esa repetición innecesaria de palabras.

    Por lo demás, genial, sigue publicando así

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s